Materiales

  • Almohadilla o mundillo

    En función de si se va a trabajar en vertical (tradicional en España) o en plano (tradicional en Europa), el mundillo o almohadilla será «semicilíndrica» o plana. A consultar en cada caso.

  • Hilo

    Para comenzar se recomienda el hilo Finca «Especial Bolillos» nº40 o nº30

  • Alfileres

    Caja de 30 x 0,50 mm y caja de alfileres con cabeza de cristal

  • Bolillos (mínimo 50)

    Se suelen vender en paquetes de 50 bolillos, que es el número mínimo con el que vamos a empezar; pero en el momento en que inicies un trabajo de dificultad media, incluso sencilla, necesitarás unos 100 bolillos (50 pares).

  • Ganchillo

    Aguja de ganchillar fina, por ejemplo la nº15 de la marca Dama

  • Tijeras

Técnicas

  • Tönder

    Originario de Tönder (Dinamarca). Es un encaje de hilos continuos realizado en fondo de tul. Los motivos de los dibujos se realizan a punto de filigrana y a tejido, y suelen estar enmarcados con un hilo de contorno que los resaltan.

  • Encaje de Milán

    Orginario del norte de Italia (Milán). Es un encaje de cintas, realizado con pocos pares (13-14), en el que se van combinando diferentes motivos caracterísiticos, por ejemplo el agujero de Milán, la serpentina, ochos, peces, etc.

  • Inicios y cierres

    A través de pequeñas piezas aprenderemos cuál es la mejor forma de empezar los trabajos para que los cierres o remates no se noten, para ello utilizaremos los hilos mágicos. Estos conocimientos podrán emplearse en cualquier técnica de encaje de bolillos.

  • Flores de Brujas

    Originario de Flandes. Es un encaje de hilos cortados, esto es, cada pieza se realiza de forma individual y se unen entre sí a través de ganchillados, trenzas y otros recursos. Se suele realizar con hilos gruesos. Muy útil para aplicaciones en la ropa, cuadros, etc.

  • Encaje ruso

    Originario de Rusia y extendido por toda la Europa de Este, especialmente relevante en Volodga. Encaje de cintas trabajado con muy pocos pares (7+2) a tejido y con dos pares de un hilo de diferente color que crean un efecto en relieve parecido a una cadeneta.

  • Binche

    Originario de Flandes. Encaje de hilos continuos realizado con hilos finos (algodón egipcio del nº100 o 120). El fondo de este encaje es el punto de París, los motivos centrales se realizan a punto de tejido y van adornados con copos de nieve.

  • Flandes

    Originario de Flandes. Es un encaje de hilos continuos que evolucionó del Binche, los motivos centrales se rellenan a tejido principalmente y van enmarcados con un hilo de contorno. El fondo se realiza a punto de flandes o punto de 5 agujeros. Se trabaja normalmente con hilos finos (algodón egipcio del nº 80).

  • Guipur

    Originario de Francia. Es un encaje de hilos continuos, cuyas características principales son los cruces de trenzas y las hojas de guipur. Si bien hay una técnica específica que recibe este nombre (La guipure du Puy), a veces las encajeras nombran así a todos los trabajos que llevan muchas hojas de guipur en su realización.

  • Torchón o popular

    Este encaje está extendido por toda Europa y es el que, tradicionalmente, más se ha trabajado en España. Encaje de hilos continuos, realizado con fondo torchón (simple, doble o Dieppe). Admite todo tipo de puntos (tejido, medio punto, filigrana, trenzas, etc.) y se realiza en todo tipo de trabajos (puntillas, pañuelos, abanicos, etc.).

  • Chantilly

    Originario de Francia. Encaje de hilos continuos, en fondo de tul. Los motivos se trabajan a medio punto y filigrana y van enmarcados con un hilo de contorno. Se trabaja con hilo de seda muy fino en color negro.

  • Schneeberger

    Originario de Alemania. Encaje de cintas, trabajado con tres pares en el que se van combinando a punto entero y a tejido para crear bonitos trabajos simétricos.